Güntner se compromete a combatir la pobreza social

Como padrino de la Aldea Infantil SOS en Dießen am Ammersee, Alemania, desde 2008 Güntner ha estado apoyando a niños y jóvenes que por diversas razones ya no pueden vivir con sus familias. Siguiendo los ideales del fundador de la organización, Hermann Gmeiner, Güntner ayuda a proporcionar un lugar seguro a niños sin hogar y a buscar mejores opciones para vivir. En la Aldea Infantil SOS, las niñas y niños experimentan una sensación de seguridad, aprenden valores familiares, y reciben apoyo y orientación en su camino hacia una vida independiente.

Como regla, de cuatro a seis niñas y niños forman una familia con una madre de la Aldea Infantil SOS. Cada familia vive en su propia casa. La madre SOS cuida de los niños 24 horas al día, lo que otorga a los niños la sensación de llevar una vida en familia casi normal. Esto proviene del lema “Ayudando a la gente a ayudarse a sí mismos”. Las madres y padres SOS tienen un doble papel. Son especialistas pedagógicos con un deber educativo, y al mismo tiempo proporcionan la privacidad de un hogar normal para los niños. Esto permite a los niños llevar una vida similar a la de otros niños de la misma edad.

La Aldea Infantil SOS en Dießen am Ammersee se conforma de 10 familias SOS. Se trata de una comunidad de trabajo formada por niños, adolescentes y diferentes profesionales como trabajadores de la educación, pedagogos curativos, administradores, jefes de aldeas, practicantes, psicólogos y educadores que no solo comprenden los problemas y preocupaciones de los niños bajo su cargo, sino sobre todo, ofrecen asistencia calificada y confiable. Los niños asisten a escuelas públicas cercanas y pueden quedarse con sus familias hasta que terminen su entrenamiento vocacional. La mayoría de ellos mantienen después contacto con sus familias.

El fundador de las Aldeas Infantiles SOS, Hermann Gmeiner, deseaba proporcionar a los huérfanos algo más que solo una cama y alimentos después convertirse en víctimas de guerra –él deseaba ofrecerles una familia. Es así como fundó Kinderdof SOS en Munich, el 8 de febrero de 1955, para ofrecer un hogar a los niños necesitados. La primera institución alemana de este tipo surgió en 1956 con la Aldea Infantil SOS Ammersee.

Actualmente en Alemania, existen 16 Aldeas Infantiles SOS y se planean abrir 2 más. Las familias SOS en Alemania actualmente cuidan de 685 niños. Desde 1955, 9,998 niños han crecido en una familia SOS en Alemania –es decir, 9,998 niños que no tuvieron que estar solos. En la actualidad existen 555 Aldeas Infantiles en el mundo.

El trabajo de las Aldeas Infantiles SOS ha sido posible gracias a la ayuda de más de 5 millones de amigos y donadores alrededor del mundo. Cerca de 85% de las donaciones fluyen directamente a proyectos de las Aldeas Infantiles SOS y proporcionan apoyo, educación y formación para niños y jóvenes.



Comparte esta página